Volvemos al blog de Adrián para hablaros sobre un problema con el que se encuentran muchas personas que conviven con gatos pero que, aunque algunos piensen lo contrario, tiene solución.

Estamos acostumbrados a escuchar a muchos dueños desesperados porque su gato araña el sofá, las cortinas u otras partes de casa. También hay gente que me ha comentado que no se animan a adoptar por si el gato les destroza la casa.

Para entender porque un gato hace eso, debemos conocer sus necesidades:

  • Necesita arañar: Cuando los gatos arañan, además de fortalecer sus músculos, afilan sus uñas y eliminan la capa superior de las mismas para dejar al descubierto su nueva y afilada garra.
  • Marca su territorio: Nuestro gato está en su casa y, por su naturaleza, necesita dejar esto claro. Una de las formas que tiene para hacerlo es mediante el ejercicio de arañar.
  • Es relajante: Para nuestro gato la actividad de arañar es relajante.
  • Ejercicio físico: nuestro gato, sobre todo si no tiene acceso al exterior, necesita ejercitarse dentro de casa.

¿Quiere decir eso que para cubrir sus necesidades nuestro gato debe redecorar nuestra casa?

No, pero para ello debemos proporcionarle uno o varios lugares donde pueda arañar, o dicho de otra manera, necesita uno o varios rascadores en casa.

Además, si queremos que nuestro gato use su nuevo y flamante nuevo rascador, debemos tener varias cosas en cuenta al elegirlo y situarlo:

  • Colocarlo en una zona principal de la casa: Si queremos evitar que nuestro gato busque otro lugar más apetecible para afilar sus uñas, debemos colocar el rascador en un lugar donde estemos habitualmente. Si ponemos el rascador en un lugar escondido nuestro gato buscará algo que esté más a la vista.
  • Tamaño: El rascador debe tener una altura o largura que permita a nuestro gato estirarse por completo cuando lo use.
  • Estabilidad: El rascador debe ser estable porque si, cuando nuestro gato vaya a usarlo, este se mueve o tambalea puede que lo rechace..

Si, una vez que tenemos el maravilloso rascador en casa, nuestro gato decide pasar de él podemos seguir estos trucos para hacerlo más atractivo:

es un gato y araña
Rascador de pie (sisal)
  • Colocarlo en la zona de la casa donde solamos estar: Repetimos lo mismo que antes, nuestro gato buscará arañar y marcar en las zonas principales por lo que colocando el rascador en las mismas es mucho más probable que lo use.
  • Poner juguetes o comida: Si nuestro gato se acerca al rascador y encuentra alguno de sus juguetes favoritos o un trocito de comida, este se volverá un lugar mucho más interesante.
  • Incitarle a usarlo: Podemos aprovechar nuestro rato de juegos diario para introducirle en el uso del rascador.
  • Usar catnip o valeriana: Podemos utilizar alguna de estas hierbas atrayentes (si funcionan con nuestro gato) rociando el rascador con ellas.
  • Acertar con el tipo de rascador: Cada gato es un mundo y tiene sus propios gustos: unos preferirán los rascadores de cartón y otros los de sisal, unos los horizontales y otros los verticales… Podemos probar primero con rascadores pequeños y asequibles y, una vez que conozcamos los gustos de nuestro gato, invertir en uno más grande.
es un gato y araña
Rascador de cartón

Para finalizar, quiero mostrar mi rechazo total de la desungulación. Esta práctica ilegal supone amputar la última falange de los dedos y puede acarrear muchos problemas a nuestro gato ya que al hacerlo no le permitimos satisfacer todas las necesidades de las que hemos hablado anteriormente.

Además, nuestro gato camina sobre sus cuatro patas y con esta operación estamos eliminando una parte de las mismas obligándole a adoptar otra postura para andar.

¡Espero que os haya gustado nuestra aportación y que os sea de ayuda! Podéis visitar mi blog: www.luccalaloca.es

Celia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *